La pasada de Huevo, ¿de verdad cura el “mal de ojo”?

Algo que mucha gente no cree es el famoso “mal de ojo” en los bebés. Hay una costumbre muy antigua de ponerle a los bebés recién nacidos alguna pulsera roja o con huayruros para evitar justamente el “ojeo”.

Si bien no existen estudios científicamente comprobados acerca de la famosa “pasada del huevo”, te puedo hablar a partir de mi experiencia, y de lo que he ido leyendo acerca del aura de bebés y niños.

De acuerdo a la teoría de los chakras, los bebés y niños pequeños no tienen su campo energético y chakras totalmente desarrollados, sino que estos se van terminando de desarrollar a medida que van creciendo. Es más, forman un solo campo energético con la madre hasta que se hacen independientes (alrededor de los 7 años). Al no estar totalmente formado, es susceptible y vulnerable al ambiente en el que vive. Por ello que los bebés y niños pequeños son mucho más sensibles a todo tipo de energías.

El huevo funcionaría con su propio campo energético a limpiar sus auras, realineando sus campos energéticos, a través de la energía que fluye al pasarla por sus cuerpecitos.

Es acá donde te cuento mi experiencia. Un día nos fuimos a cenar con mi peque de dos años a una pizzería conocida. Es su comida favorita y ya le había prometido que lo haríamos. Totalmente emocionado nos sentamos y ordenamos. Todo perfecto, estábamos casi en la entrada, mucha gente entraba y salía y nos observaban. El peque sin problema coloreaba unas figuras. Llegó la pizza y luego de probar varios bocados, observé que de repente, se ponía pálido y dejaba de estar tan animado. Así que me lo llevé a casa. En casa, el pobre quería seguir comiendo la pizza que habíamos traído, pero terminó vomitando. De la nada, se le empezó a subir la temperatura y hacer fiebre. Le di su antifebril, pero al haber sido todo tan “repentino” le pasé el huevo como lo habían hecho antes conmigo mi abuelita y mi tía. Esa noche durmió sin quejarse, y a la mañana siguiente, era como si no hubiera pasado nada. ¿Casualidad? No lo sabré nunca, sólo sé que me dio tranquilidad y que lo volvería a hacer si volviera vivir una experiencia similar.

jodi-mucha-540841

De qué manera pasar el huevo:

  • Tratar que el huevo sea lo más fresco posible. Si lo tienes en la refrigeradora, sacarlo hasta que tenga temperatura ambiente.
  • Pasar el huevo de manera circular por los puntos energéticos de cuerpecito: cabeza, manos, pies, pecho, espalda.
  • Si eres cristiano, puedes rezar un padre nuestro. Lo importante es tener mucha fe.
  • Al final, romper el huevo sobre un vaso de agua. Muchos aquí interpretan cómo sale el huevo para ver si efectivamente estaba “ojeado” o “asustado”.
  • Luego de “leer el huevo” botarlo por el W.C.

Espero les sea útil.

Créditos fotos:
unsplash-logoMichał Grosicki

unsplash-logoJodi Mucha

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s