Nuestro Colecho

¿Sabían que es normal que los bebés se despierten durante la noche, porque es un tema asociado a la evolución del hombre, y que es lo que ha permitido que la especie humana sobreviva desde hace siglos?

Cuando salí embarazada, una de las primeras cosas para la cual me preparé (al menos mentalmente) era para no dormir de corrido más de unas 2 ó 3 horas. Era algo dificilísimo para mí considerando que toda mi vida (al menos de la que tengo uso de memoria), he sido una completa dormilona. Antes de salir embarazada, cada fin de semana, si era posible, solía quedarme en la cama, era una floja.

Al inicio del embarazo, uno está más cansada porque tu cuerpo está gastando su energía en crear un nuevo ser y es usual que uno tienda a dormir bien. Claro, esto es hasta el quinto o sexto mes en que simplemente el volumen de tu panza se vuelve algo inmanejable y es difícil acomodarse. Bueno, cuando te dicen que aproveches en dormir embarazada, la mayoría no sabe lo difícil que es intentar conciliar sueño con una panza tamaño de una sandía, sumado a las ganas de ir a orinar cada hora.

Y esto es hasta que das a luz, y tus noches nunca vuelven a ser las mismas. Primero porque los bebitos se alimentan aproximadamente (ojo con esta palabra) cada dos o tres horas, de día o de noche. Con Bruno lo que hice fue tenerlo al costado en mi cama, las primeras semanas. Era mucho más sencillo sacar la teta, apapacharlo, atenderlo y seguir durmiendo. No me puedo quejar, siento que no la pasé tan mal. Igual, nunca me imaginé en mi entera vida que compartiría mi cama con mi bebé hasta ahora.

A medida que pasaban las semanas, pensé pasarlo a dormir a la cuna junto a la cama. Lo intentamos, pero ¿qué creen que pasó? Pues, el nene no quería. Lloraba y eso me partía el corazón. Llegué a escuchar consejos como: “tienes que dejarlo llorar hasta que se acostumbre, es sólo de una o dos noches”. Pues, mi instinto me decía que no era lo correcto. Se me estrujaba el alma sólo escucharlo llorar. Quería sentirlo cerca, tranquilo, olerlo, saber que estaba ahí y dormir abrazada con él. Además de ello, reconozco, ¡soy una flojonaza!, qué más fácil que sólo abrazarlo y darle el pecho mientras continuaba durmiendo.

Les puedo contar también, que en esa época leí mucho sobre sueño infantil. Aprendí que dejarlos llorar hasta que se duerman no era lo más adecuado, dado que al no encontrar el bebé a quién atienda sus necesidades primordiales (teta, o simplemente estar a su cuidado), el cerebro libera cortisol, una hormona que en exceso, podría afectar el desarrollo de neuronas en el cerebro en el largo plazo. Y es que como les comenté al inicio, un bebé no entiende todavía que cuando se queda solo debe continuar durmiendo. Lo que él entiende es que para poder sobrevivir en este mundo, siendo un ser todavía tan indefenso, es que su mamá o alguien tiene que cuidarlo. ¿Para qué forzar entonces situaciones que aún no entiende?

A pesar de las muchas críticas que he recibido, y de ya tener lista su habitación, pienso seguir durmiendo con él hasta que él me lo pida o se sienta preparado. ¿En cuánto tiempo será? No lo sé. Ahora que hemos logrado el destete nocturno, duerme mejor. No significa que duerma necesariamente de corrido, cada noche es distinta. ¿Pero no es eso mejor que forzarlo a dormir sólo y llorando? Si de adultos y en pareja dormimos acompañados y nos gusta, ¿qué diferente puede ser con tu propio bebé?

Sólo para terminar, les comparto unas recomendaciones para practicar el colecho de forma segura, las cuales pueden encontrar en este link: https://www.bebesymas.com/consejos/como-practicar-el-colecho-de-manera-segura-y-sin-riesgos

2 comentarios en “Nuestro Colecho

    1. Hola Sandra, si lo logramos! Seguimos durmiendo juntos y aunque ninguna noche es igual, duerme ya de corrido y siempre que se despierta se prende de su tetita. Me ha pasado estás últimas semanas por el calor que se ha despertado aún de noche. Le he hablado y le he prometido que su tetita se levanta de día. Me ha pedido agua en vez de eso y una noche lloró pero lo abracé y se durmió de vuelta. Si te entiendo que pueda ser difícil pero depende también del hecho que compenses la noche sin teta con el día con teta o más mimos. Espero tengas mucha suerte. Puse el post de destete nocturno para que sepas cómo lo hice. Cualquier duda me cuentas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s