Cómo hicimos el Destete Nocturno

Este ha sido, sin duda, uno de los procesos tal vez más difíciles tanto para mí como para Bruno, en especial porque estuvimos con la misma rutina por casi 20 meses, en la cual, cada vez que él pedía en la noche, yo sin duda, le daba su “tetita”. De esta manera, él se calmaba, y ambos continuábamos durmiendo.

El mismo se volvió cada vez más complicado, porque ya cerca de cumplir 1 año y 8 meses, Bruno se levantaba cada vez más veces (colechamos), y ya no soltaba tan rápidamente el pecho para dormir. Quería seguir “enganchado” toda la noche si fuese posible  y sus despertares por este tema eran cada vez más frecuentes.

Leí mucho acerca de este tema, tan complicado y espinoso para muchas mamás, que muchas veces se sienten culpables y quieren evitar a toda costa el sufrimiento del bebé. Les confieso que fue mi caso. Lo que siempre quise es que suceda de manera lo más natural posible, y que él pudiera entenderme lo suficiente como para aceptar el cambio. También leí que en muchos casos, el “quitarles” el pecho por la noche también significaba que durmieran “de corrido”, y en otros casos no era así. Sabiendo todo esto, me preparé para unas noches un poco difíciles, me hice la idea, y también me planteé que no me sentiría mal, si no funcionaba, y continuaría con el pecho de noche y volvería plantearme el destete nuevamente luego de unos meses.

Este proceso, es variable, depende mucho de qué tan preparado esté el bebé y cómo lo compensemos durante el día, tal vez con más mimos, más juegos, o más “teta”. En mi caso, le estuve hablando a Bruno (sí que entienden) desde unos días antes, le explicaba que la tetita tenía que dormir en la noche, y que ni bien saliera la luz del sol, podían seguir “jugando”. Las primeras respuestas de él fueron que “¡No!”, y era obvio que iba a protestar, pues toda su vida esa fue su rutina, excepto cuando tenía que viajar por trabajo, donde también le costaba dormir sin su “titi”.

Luego de unos días, muy cerca a algún feriado largo, intenté el destete. Fue muy difícil, pero traté de que el proceso fuera lo más respetuoso para él. Obviamente, se seguía durmiendo al pecho, y cuando se despertaba, lo que hacía era explicarle muy bajito que siguiera descansando, que yo le avisaba cuando salga el sol. Protestó y lloró, pero cada vez (unas 3 a 4 veces la primera noche), lo abrazaba muy fuerte, e intentaba meter sus manitas a mi pecho, yo igual le decía que la tetita estaba descansando, que lo quería mucho, pero que le avisaba cuando amaneciera. Luego de la segunda o tercera vez, se dormía en mi pecho, y seguía descansando. Pero ni bien amanecía, me saludaba con un “Holaaa” y de frente al pecho. Ya era nuestro acuerdo, entonces, respetando lo que habíamos arreglado, le daba su tetita.

La verdad me imaginé que sería muy difícil, pero luego de la primera, segunda y tal vez tercera noche, los despertares eran cada vez menos frecuentes, y siempre lo abrazaba y le contaba que ni bien amaneciera, yo le pasaría la voz. Al menos una vez, sí se me desveló, pero de ahí, seguimos colechando y duerme de corrido. Eso sí, ni bien ve algún rayito de sol o de luz, saluda a su tetita y se engancha. En el día también siento que pide más, pero me tiene sin cuidado y no me molesta. Ahora estamos intentando que ya no se duerma con su tetita, hacemos que se despida, la guardo y le digo que se fue a dormir. Nos viene funcionando bien ahora a sus 22 meses.

Deseo de todo corazón, que si piensan intentar el destete nocturno, tengan éxito en el proceso y que sea lo más respetuoso tanto como para ustedes como para sus pequeños. Pienso que lo fundamental es la comunicación. Es increíble como los bebés ya entienden todo desde tan corta edad. Pero sino, creo también que se puede intentar de nuevo después. Leí mucho sobre el Plan Padre, pero nunca lo apliqué. En mis viajes por trabajo se quedaba con su nana, y nunca se destetó, así que descarté ese plan.

Cualquier consulta, no duden en escribirme, también creo que es fundamental el soporte de la familia o de las amistades (¡y de los vecinos! – por la bulla -) en el proceso. Aquí cuentan con un apoyo más.

2 comentarios en “Cómo hicimos el Destete Nocturno

  1. paula

    Buenas tardes, mi bebé tiene 22 meses, en varias ocasiones he destetado por la noche y también a la hora de dormir, pero ha recaído y ya me siento muy agotada, hay noches que cada 2 horas me levanta como un recién nacido.
    Ya ni se como volver a empezar a que se duerma sin su titi y no mas por la noche, he venido diciéndole que titi esta cansada y que necesita dormir toda la noche…

    Me gusta

    1. Hola, a veces regresan a lo de antes por muchas razones: porque se sienten mal o se van a enfermar, porque ha habido algún cambio que les ha generado algo de inseguridad (como por ejemplo el nido) o por la dentición. Me ha pasado y he cedido algunas noches. Pero luego se vuelve a normalizar. Te mando un beso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s