Lactancia, trabajo y viajes… es posible?

En Perú, a diferencia de otros muchos países, la licencia por maternidad te permite regresar cuando los bebés ya están cerca de cumplir los 3 meses, en el mejor de los casos, si es que acumulaste el tiempo para el post. Además, te proporciona una hora de lactancia hasta que el bebé cumple un año. Es suficiente? No lo sé, pero creo que en Perú somos muy afortunados a comparación de otros países que no tienen esas facilidades.

En mi caso, regresé a trabajar casi a los 3 meses de mi gordo. Como les conté en un post anterior, ya tenía almacenado mi banco de leche, me sacaba más en la oficina (cada 3 horas aproximadamente) y salía una hora antes para poder asegurar la lactancia. Estaba todo genial! Al menos así funcionaba excelente para mi.

Sin embargo, hay funciones en mi trabajo que requieren que viaje fuera del país algunas veces. Luego de regresar de la licencia recuerdo que fueron varias. Me asusté? Sí mucho. No sólo porque estaba dejando a mi bebé solo (que ya era bastante preocupación), sino que tenía miedo de varias cosas relacionadas con la lactancia: se me iba a retirar la leche? Mi bebé se acordaría de mamar nuevamente cuando me vea? Y ahora que no le doy el pecho (principalmente en las noches), sufrirá?. Les contaré un poco lo que me sucedió particularmente en mi caso y punto por punto.

  1. Se me fue la leche? No, mis viajes fueron relativamente cortos, de máximo 4 ó 5 noches. Les aseguro, por el dolor que sentía en mis pechos cada algunas horas, que la leche no se va así como así, ni rápido. Tal vez disminuyó poco a poco la pesadez, pero no se me fue.
  2. Mi bebé se acordó de mamar cuando me vió? Sí! Alguna vez leí que los bebés cuando son muy pequeñitos, no tienen el sentido de la vista muy desarrollado, y reconocen a su madre también por el olor. Ni bien sintió mi llegada y lo puse al pecho, el agarre fue el de siempre.
  3. Sufrió al no darle el pecho cuando no estaba? Creo que es obvio que los bebés extrañan a sus mamás, pero mi hijito se quedaba con su nana, quien lo atendía y le calentaba mi leche extraida cada vez que tenía hambre. Sinceramente, creo que yo lo extrañé más a él, que él a mi, jaja.

No fue fácil viajar y mantener la lactancia. Por ejemplo, en algún viaje, tuve algunos problemillas como pérdida de maleta, retrasos en los vuelos, sin embargo, a pesar de todo ello, pude mantener mi producción de leche hasta el día de hoy. Aquí algunos tips que pueden servir inclusive para viajes de vacaciones sin bebés:

  • Dejen suficiente leche en su banco para unos días extras luego de su regreso. Esto en caso se estropee la leche si deciden almacenarla y traerla con ustedes de regreso.
  • Lleven su extractor de leche y sus bolsas para congelar con ustedes. A veces hay retrasos y puede ser que tengan que sacarse la leche en los aeropuertos. Ojo, que no todos están preparados para estas situaciones, por lo que pueden pedir a la aerolínea que les proporcione un espacio lo suficientemente higiénico (no baño). Tuve suerte que en el retraso de un vuelo me facilitaron los ambientes de la sala VIP.
  • Si deciden sacarse en el aeropuerto, tienen dos opciones: o la almacenan hasta que tengan la opción de congelarla en destino (depende de la cantidad de horas del vuelo), o la desechan. Yo optaba por almacenarla en unas cajas de heladero con bolsas de gel pack que las mantenían heladas (no congeladas).
bolsas-lansinoh
Congelar las bolsas echadas
  • Yo no tuve un extractor que funcione con batería recargable, sólo funcionaba con corriente eléctrica. Lleven un adaptador de enchufe por si en destino la entrada de corriente es distinta.
  • Sacarse leche en el avión. Para mi sorpresa, los enchufes de corriente de los baños del avión no tenían potencia suficiente para que funcione mi extractor. Sin embargo, todas las veces que acudí a las azafatas, me ayudaron con la entrada de corriente que tenían en la parte posterior del avión. Eso sí, me indicaron que si era un voltaje distinto y malograba mi aparato no era su responsabilidad. Antes de viajar, averigüé con el fabricante y mi extractor (Spectra S2) funcionaba con todos los voltajes a nivel mundial (un éxito). Inclusive alguna azafata mamá me ha ayudado con la privacidad y hasta me han invitado un vaso con agua ;-).
  • Antes de viajar, coordinen con el hotel en que necesitarán congelar la leche extraída. Aclaren esto cuantas veces sea necesario, pues “congelar” es que se haga una sola pieza de hielo la bolsa con la leche. Además, indiquen a la persona encargada que necesitan que las bolsas de leche se congelen de manera echada (para que se puedan apilar y no ocupen tanto espacio).
  • Cada cuánto sacar la leche? Yo lo hacía cada 3 horas, inclusive de noche. Alguna vez me quedé dormida y me levanté hinchada. No siempre me extraía lo que mi nene tomaba, así fuera una onza, no me importaba porque mi objetivo era mantener la producción.
  • No se olviden de marcar el nombre, la fecha y hora de la extracción en sus bolsas. Tener en cuenta que la leche a veces dependiendo de la hora varía su composición por lo que podrían tener bolsas con diferentes tonalidades de blanco. Eso es normal. La fecha es importante para poder tener una buena rotación del stock de bolsas.
  • Yo esterilizaba los biberones? No me era posible hacerlo como en casa, pero los lavaba con el agua más caliente que podía tolerar.
  • Mantenimiento de la cadena de frío. Es importante que la leche extraída congelada llegue al menos como bolsas duras congeladas o al menos tipo “raspadilla”. Sino igual, antes de calentar la leche o darla al bebé, la pueden probar.
caja-tecnopor
Caja de tecnopor que funciona bien si le agregan los gel pack

Espero mi experiencia les haya servido y también haber incluido todos los tips que me ayudaron en su momento. Lo más importante es estar relajada y estar preparada para cualquier inconveniente. Cuando se perdió mi maleta, encontré casi todos los implementos como gel pack y cajas de tecnopor en el destino.

Un fuerte abrazo mamá, no estás sola.

 

Un comentario en “Lactancia, trabajo y viajes… es posible?

  1. Pingback: Todo lo que debes saber sobre cómo hacer tu Banco de Leche Materna – Soy Mamá Hoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s